lunes, 20 de julio de 2015

Las puertas giratorias nutren los lobbies pro TTIP

Las puertas giratorias entre los sectores público y privado de Europa crean conflictos de intereses y exacerban la captura corporativa de las actuales negociaciones comerciales Unión Europea-Estados Unidos, asegura un nuevo Informe publicado el 15 de julio de 2015 por la fundación independienteCorporate Europe Observatory (CEO), que vigila y nos informa sobre las actividades de los grandes grupos empresariales y financieros sobre los órganos de decisiones europeas.
A medida que continúa la décima ronda de conversaciones para el TTIP, el referido Observatorio europeo radicado en Ámsterdam, documenta una variedad de casos de puertas giratorias entre ellos los de un eurocomisario, eurodiputados y altos funcionarios europeos con vínculos o intereses en este Tratado de Comercio e Inversiones UE- EEUU, más conocido como TTIP, que busca la plena liberalización del comercio y la desregulación interna entre los dos lados del Atlántico y propone la privatización de servicios tales como la Educación o la Sanidad.

Las puertas giratorias entre los sectores público y privado están engrasando las ruedas de la presión empresarial sobre el TTIP, como subraya el Informe referido. Algunos de los más altos responsables políticos y funcionarios de la UE, junto con los de los niveles de los Estados miembros, a través de la puerta giratoria pasan a funciones de asesor de empresas; otros van en la otra dirección, de puestos de trabajo en la empresa a puestos en el sector público. Estos casos de puertas giratorias cubren algunos de los mayores sectores de lobby empresarial europeo, incluidas las telecomunicaciones y de la tecnología de la información; la alimentación y la agricultura; finanzas; solución de controversias entre inversores privados y los Estados; productos farmacéuticos; legislación y normativas, etc.
Estos son algunos casos de puertas giratorias del TTIP cuyas biografías profesionales se relatan en el referido Informe:


Nombre
Desde
A
Comisario de Comercio
Consejo directivo de Belgacom?
Portavoz del Comisario de Comercio
FTI Consulting
DG de Comercio
European Federation of Pharmaceutical Industries and Associations (EFPIA)

DG del Mercado Interior
Google
DG de Agricultura
Consultancy & Farm Europe
Ekenberg & Andersson
Asesor especial de la DG de Comercio
BusinessEurope
DG Sanco & DG Trade
Parlamento Europeo
Hanover & Opel
Parlamento
gplus

En estas acciones de lobby están implicados algunos de los mayores actores de la incesante presión corporativa sobre las instituciones de la EU, como BusinessEurope, Google, Opel y Telefónica, además de los grandes grupos financieros. 
En Europa, se plantean interrogantes muy relevantes en torno a la endeblez de las normas sobre puertas giratorias para prevenir que se produzca el riesgo de conflictos de intereses en los niveles decisorios europeos y en los planos nacionales. De hecho, algunos países como España y las instituciones europeas incluido el Parlamento Europeo, carecen de reglas para impedir o restringir el funcionamiento de las puertas giratorias entre el sector público y el privado que son un elemento básico del lobismo europeo. En el capítulo sobre la lobicracia de Bruselas en mi libro Los lobbies financieros…, se describe y analiza la profunda inserción de los grupos de presión financiera y económica en los procesos legislativos europeos, gracias sobre todo a los comités de expertos y a la permanente demanda de asesoramiento desde el sector privado para políticos y funcionarios.
Teniendo en cuenta la falta de transparencia en este ámbito, los casos que se presentan en el Informe de la citada ONG es probable que sean sólo la punta del iceberg de la negociación opaca en curso  del TTIP. Por ejemplo, los ex comisarios y altos funcionarios europeos deben abstenerse durante tres años de realizar trabajos de cabildeo o lobismo o cualquier otro trabajo que pueda suscitar un conflicto de intereses entre lo privado y lo público. Otros funcionarios de la Comisión y los eurodiputados deben enfrentarse a un período de reflexión dos años, y los Estados miembros tendrían que mejorar su intervención en la prevención de estas actividades no éticas o a menudo cuasi delictivas.
Actualmente, dado el objetivo previsto oficialmente de convertir el TTIP en el mayor acuerdo comercial en el mundo, las negociaciones en curso son el centro de una gran ofensiva de los intereses de las grandes multinacionales en una batalla masiva que tiene lugar en Bruselas.
Los asuntos en juego enfrentan claramente los intereses de los grandes grupos empresariales internacionales y los marcos legislativos  nacionales en vigor o las futuras políticas progresistas de gobiernos europeos en materia medioambiental y de protección de los consumidores de productos alimenticios o de ahorro; en definitiva, en el fondo está en juego la efectividad de la democracia en Europa.
Asuntos tales como el arbitraje privado previsto al que tendrían que someterse los Estados que infrinjan las disposiciones de tal Tratado internacional una vez suscrito, frente a las reclamaciones de los grupos empresariales; y la exigencia de la armonización de las leyes de la UE y de Estados Unidos en favor de los intereses económicos de las grandes corporaciones empresariales, representan una amenaza para la protección de los consumidores, la agricultura sostenible, las normas ambientales y los derechos laborales. En resumidas cuentas, una serie de limitaciones que coartarán o vaciarán de contenido las opciones democráticas y la soberanía mínima de los Estados.
La publicación de este informe de CEO subraya el influyente papel que están teniendo las puertas giratorias en esta batalla en curso, un documento que viene avalado por nuevos datos sobre quién está presionando en favor del proyecto neoliberal del TTIP y cómo influyen en los tecnócratas y en los responsables políticos. Los datos e infografías que integran el informe confirman que los contactos empresariales con la Comisión europea superan enormemente las de las ONG, sindicatos y otras organizaciones que representan los intereses públicos.-


Publicar un comentario en la entrada