miércoles, 17 de marzo de 2010

IN MEMORIAN



Con la muerte de José Vidal-Beneyto, Pepín para aquellos que le tratamos, ha desaparecido un gran europeo que hasta ayer dirigía el Colegio de Altos Estudios Europeos Miguel Servet con sede en París, dependiente de la Universidad Complutense.

En su rico historial como intelectual y político, para mi destaca su visión histórica de la política que le llevó durante el franquismo a intervenir activamente en la constitución en Paris de la Junta Democrática de España, una agrupación de opositores a la dictadura, entre ellos el Partido Comunista de España, el Partido Socialista Popular de Enrique Tierno Galván y las CC OO de Marcelino Camacho, base de la unidad de los grupos opositores al régimen y de la posterior paz en libertad.

Y en los últimos años, su Tribuna en El País era una de los raros análisis críticos que encontramos en el periódico del que fue fundador.

Nuestro penúltimo encuentro personal con Pepín en acción se remonta al 10 febrero 2009 en Madrid, convocado con otras veintitantas personas a la primera reunión de trabajo de la Plataforma para el proyecto de La Cooperativa de ideas Walter Benjamín que tenía como “propósito principal combatir el déficit ético, poner fin a la miseria ideológica, superar la impotencia teórica y oponerse a la regresión social y política que dominan las sociedades civiles europeas y el espacio público mundial...”

“La Cooperativa, de acuerdo con su nombre y espíritu fundacional, evitará los comportamientos institucionales y corporativos y renunciará, desde la misma creación y definitivamente a cualquier alineación política partidista…”

“Por lo demás convendría buscar, desde el primer momento, la asociación con los colectivos más pugnaces y afines a nuestra problemática y planteamientos, tales como ATTAC, Asamblea Feminista, CEPS, Ecologistas en acción, El Viejo Topo, En Lucha, FARGA, Fundación de Investigaciones Marxistas, Mientras Tanto, Rebelión, Sin Permiso, Viento Sur, etc. Esta necesaria apertura y pluralidad para ser eficaz tiene que evitar sin embargo las reiteraciones inútiles y preservar las especializaciones
de cada cual con el fin de llegar a una productiva complementariedad”.

Todo un programa de acción inconformista eficaz.

Descanse en paz.
Publicar un comentario en la entrada