martes, 27 de enero de 2009

El BCE concede préstamos a bancos insolventes

El BCE concede préstamos a bancos europeos insolventes. Esa posibilidad quedó evidenciada en la respuesta del consejero del Banco Central Europeo, José Manuel González Páramo, a una interpelación durante el coloquio de la sesión del lunes 26 de enero de 2009, primera de las jornadas organizadas por el Movimiento europeo en la sede de las Instituciones las jornadas organizadas por el Movimiento europeo europeas en Madrid bajo el título “Política financiera común de la UE”; un título equívoco que esconde la desregulación financiera y la carencia de supervisión comunitaria que rige “el espacio financiero europeo”.

Precisamente con su honradez y solvencia intelectual conocida, el profesor González Páramo juzgaba como “muy pertinente” la interpelación por el autor de esta nota, referida al hecho de todo indica que algunos bancos europeos rescatados como Dexia, Fortis, los landebanken alemanes y otros casos relatados en este blog, podrían haber recibido dinero público del BCE aun siendo insolventes como luego se reveló; porque el BCE carece de competencias de supervisión sobre las cuentas de los bancos del Eurosistema. Y el consejero respondió precisando que el Banco Central Europeo realiza sus inyecciones de liquidez a los bancos europeos que “llevan el sello de solventes” que les han dado sus respectivos Bancos centrales nacionales que supervisan la solvencia bancaria.

Fue lo más interesante de esta sesión. Por lo demás, los ponentes reiteraron las conocidas explicaciones mediáticas de la crisis financiera, coincidiendo en “la falta de información” como causa de la crisis que ha generado una falta de confianza en el sistema. Y su condición de expertos en finanzas, unos economistas y otros economistas-matemáticos, quedó de relieve porque ninguno mencionó los problemas de la falta de crédito en la economía real que ha generado la crisis financiera con las consecuencias de EREs y del desempleo creciente. Ni siquiera aparecieron estas cuestiones en las preguntas de los jóvenes periodistas de los medios especializados. Aunque todos coincidieron en la dificultad y/o imposibilidad de fijar fechas para la salida de la crisis financiera y económica. Los valedores hispánicos de las finanzas desreguladas siguen sin rendirse.

Por el contrario, el profesor González Páramo subrayó que la crisis financiera se ha visto agravada por el “arbitraje regulatorio”, expresión traducida de la angloterminología financiera que remite al papel de los centros financieros offshore o extraterritoriales, los llamados paraísos fiscales, que hacen posible el uso alternativo de las legislaciones nacionales, acogiéndose a la más beneficiosa para los intereses de los titulares de las operaciones financieras. Una dimensión que hemos analizado en el capitulo 4 del libro “Los Paraísos Fiscales. Cómo los centros offshore socavan las democracias” (AKAL, 2009) dedicado al “arbitraje legislativo” bajo el rótulo “Cómo los paraísos fiscales se aprovechan de las diferencias entre legislaciones”.

Como miembro del Consejo Ejecutivo del BCE, González Páramo comentó la posibilidad de que el BCE asuma competencias en materia de supervisión bancaria de las que ahora carece convirtiéndose en el prestamista de última instancia. (unas ideas que circulan entre la tecnocracia europea, sin que nuestros políticos de izquierda se hayan enterado) Aunque entendía “la connotación política” del asunto de establecer una supervisión bancaria a nivel europeo dada la dificultad de negociar nuevos tratados, aunque consideraba que el articulo 105.6 TCE podría permitir asumir esa competencia sobre la solvencia de los bancos europeos. Un tema importante que analizaremos más adelante.-
Publicar un comentario en la entrada