miércoles, 14 de mayo de 2008

SUIZA abona a ESPAÑA 20,5 millones de euros por "el tributo de los necios"

No, la historia europea no ha cambiado todavía su curso y Suiza mantiene su secreto bancario; pero al igual que históricamente la Confederación accedió a la inversión de sus colores nacionales para la bandera de la Cruz Roja, en estos momentos de desaceleración económica aporta su óbolo a la Hacienda española y a los demás socios europeos, que percibirán la suma de 489,9 millones de francos suizos (298,8 millones €) que es su parte (75 %) del importe total de retenciones fiscales aplicadas durante el año 2007 sobre los intereses abonados por las cuentas bancarias suizas pertenecientes a personas residentes en un país de la UE, según informa el escueto comunicado oficial que asegura que ha aumentado la recaudación sobre el año anterior. (http://www.efd.admin.ch/aktuell/medieninformation/00462/index.html?lang=en&msg-id=18646 )

Como esta modalidad tributaria sustituye al intercambio automático de información fiscal entre las autoridades europeas, las Agencias tributarias de los 27 harán un acto de fe aceptando los importes que las autoridades suizas declaran haber retenido, conforme al acuerdo bilateral suscrito por Suiza con la Comisión en 2004 para la aplicación de la Directiva europea sobre el ahorro.

Países receptores en millones de fr. suizos / €

Alemania...................................... 130,5 / 79,6
Italia............................................. 125,0 / 76,2
Francia............................................ 61,9 / 37,7
Reino Unido.................................... 40,2 / 24,5
ESPAÑA.......................................... 33,7 / 20,5
Bélgica ..............................................21,6 / 13,1
Holanda............................................ 12,6 / 7,6

Los veinte países restantes se reparten la diferencia hasta el total indicado.

El caso es que mediante el citado acuerdo bilateral, alcanzado tras años de negociaciones, la Unión Europea aceptó y homologó el denostado secreto bancario suizo y, además, excluyó de esa retención fiscal (15%) a los dividendos y beneficios de las sociedades, fundaciones, fideicomisos u otras entidades domiciliadas en Suiza cuyos titulares fueran nacionales de un país de la UE; una muestra del trasfondo de las políticas de la Unión que se desvelan en La Europa opaca de las finanzas. De ahí que en los medios financieros suizos ya se calificara entonces a la Directiva europea sobre el ahorro particular como el “tributo de los necios”, puesto que solamente regiría para aquellos que no acudieran a un asesor fiscal.-
Publicar un comentario