viernes, 25 de abril de 2008

NO EXISTE EUROPA




La foto de las Azores en vísperas del ataque de los EEUU a Irak mostró la inexistencia política de la Unión Europea ante el mundo.

Cuando académicos y publicistas suman los habitantes y el PIB de los países miembros olvidan que la actual institucionalización europea impide la proyección al exterior de ese potencial humano y económico. Las noticias nos muestran todos los días que la UE no es un actor político global por muchas cuantificaciones acumuladas que nos presenten.

Aunque la Unión Europea dispone de un sector financiero de una dimensión equivalente al de los Estados Unidos, con una cuota que alcanza entre el 20 y el 40 por ciento del mercado financiero global, es solo un espacio financiero europeo sin fronteras y sin una autoridad común porque ni siquiera existe un supervisor comunitario sobre las operaciones que exceden los limites de los Estados miembros.

El proyecto de nuevo tratado europeo pendiente de ratificación en España mantiene el actual entramado institucional basado en la negociación continuada entre gobiernos - en las que las cuestiones fiscales comunitarias requieren la unanimidad mientras la regulación financiera se decide por mayorías - unida a la presión de signo neoliberal de las instituciones comunitarias sobre los propios socios. Un entramado europeo que no solamente adolece de un déficit democrático sino que al no controlar los poderes económicos transnacionales y las consecuencias nefastas de los centros offshore, fragiliza a los Estados miembros disminuyendo sus capacidades para afrontar las demandas de sus propios ciudadanos (de financiación accesible para vivienda, por ejemplo) y las amenazas de un mundo globalizado.
Publicar un comentario en la entrada